Masks-01

PAUTAS A FAMILIARES QUE CONVIVEN CON EL TRASTORNO BIPOLAR


¿QUÉ ES EL TRASTORNO BIPOLAR?

Es una enfermedad psiquiátrica que se caracteriza por oscilaciones anormalmente intensas  del estado del animo.

Las personas afectadas experimentan los mismos cambios de humor que tiene cualquier persona, como por ejemplo alegría, tristeza o ira. Sin embargo en ocasiones, éstas se acentúan hasta un punto demasiado extremo que puede llegar a requerir asistencia psiquiátrica.

A los períodos en que la persona presenta un estado de ánimo muy elevado o eufórico se los denominan episodios maníacos o, hipomaníacos si son de menor intensidad. Los períodos caracterizados por un estado de ánimo muy bajo o con decaimiento son denominados episodios depresivos.

En algunos casos se pueden presentar simultáneamente síntomas de manía y depresión, lo que se denomina episodio mixto.

Los distintos tipos de episodios pueden sucederse unos a otros o, lo que es más frecuente, alternar con períodos de eutimia. Denominamos eutimia al estado de ánimo normal, y nos referimos con esa palabra a los períodos de remisión de la enfermedad, es decir, en los que los síntomas desaparecen prácticamente por completo, aunque esto no significa que la persona se haya curado.

RECOMENDACIONES

-Ayude a la persona a reconocer sus síntomas, es muy frecuente que los familiares sean los primeros en observar los primeros síntomas del trastorno.

-Sea una fuente de información para los profesionales, al convivir con su familiar puede aportar datos de suma importancia que ayudarán a los profesionales a  la hora de decidir sobre el tratamiento más adecuado para la persona.

Es muy importante que observe la conducta de la persona afectada sobre todo en fases maníacas y depresivas, ya que así podrá aportar información relevante a su médico y lo que es más importante prevenir conductas de riesgo.

Si usted considera que es importante tener una entrevista previa con el médico, no dude en hacerlo, consultándole antes a su familiar

-Intente no juzgar ni criticar el comportamiento de su familiar, la gran mayoría de sus síntomas no son “a propósito”.

-Supervise la toma de medicación en los episodios agudos.

DURANTE EPISODIOS MANÍACOS-HIPOMANÍACOS

-Evitar discusiones y enfrentamientos con el afectado que hagan aumentar su irritabilidad.

-Procurar no llevar la contraria en los planes e ideas del paciente ya que se enfadará y no entrará en razón. Hablar con un tono de voz suave.

-Estar alerta a las situaciones de riesgo que pueden surgir como por ejemplo, grandes gastos de tarjeta de crédito,inversiones, compras etc. En caso de que se den estas situaciones intentar controlarlas.

DURANTE EPISODIOS DEPRESIVOS

-Vigilar las ideas suicidas

-Controlar las dosis de medicación, no dejarla a su alcance.

-Cuidar y mantener los habitos saludables como son la higiene personal, el sueño, la alimentación etc.

-Fomentar el ejercicio físico y las actividades que le resulten gratificantes

-Seguir una rutina habitual

-Posponer situaciones estresantes

-Intentar evitar la recriminación y autocritica

 

POR ÚLTIMO NO OLVIDAR LA IMPORTANCIA DE LA PACIENCIA Y LA COMPRENSIÓN.

Masks-01

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *